Erase una vez… en el forest con el kindergarden

la foto 1 (2)

Duendecillos del kindergarden

Narrado como si fuese un cuento (tengo que innovar)

Erase una vez, un niño super joven (de unos 27 años). Un día, recibe por sorpresa una invitación para asistir al bosque junto a los niños del kindergarden, lugar donde pasa todos los jueves por la mañana. El joven, sin dudarlo aceptó, y ahí que se marcho un viernes a las nueve de la mañana.

Contento por que llegase el momento, se fue a dormir temprano para que el día antes llegase. Cuando amaneció, espero y espero porque el sol aquí sale super temprano, y después de tanto esperar y colocarse la mochila al mas puro estilo de Dora, salio paseando por la calle camino al Kindergarden, donde un coche enorme y muchos asientos lo esperaba para teletransportarlo a él y a todos sus amigos al mundo de color verde llamado “El bosque”. 

la foto 2 (2)

Grandes monstruos verdes

Cuando llegó al bosque, tras un largo camino (10 minutos). Se bajo del autobús y se topó con miles de arboles, todo muy verde y bonito, como nunca había visto (vale, si lo había visto ya porque lleva dos meses por estas tierras), caminó y caminó junto a montón de niños un poco mas pequeño hasta llegar a un bonito lugar con zona de descanso. Dejaron todos los bartulos y tras un rato descansando comenzó a sonar una música. Los niños se levantaron y comenzaron a bailar imitando a su profesora que les marcaba los pasos. 

“La Bomba” “Disco Polo” y todas las canciones que el gran DJ pinchaba en su reproductor automatico de Spotify, se ponían a bailarla como locos, las manos arribas, las manos abajo, hacemos la conga y ahora nos agachamos, y si estamos cansado nos sentamos. Y así todo el rato durante bastante tiempooooo, hasta que el cuerpo aguantaba. Pero estos niños eran muy fuerte, y el descanso no llegaba. 

Pero al final cayeron rendidos. Para descansar de tanto bailoteo, jugaban a muchisimos juegos; el elastico, el paraca, la pelota y mucho más. Pero entonces, de pronto “el señor de los bosques” llegó, y los invitó a todo a dar una vuelta por todo el boooooosque.  -uh que miedo- pensaban todos por perderse entre tanto verde. Los niños y el niño joven (que iba acompañado de un pelocho llamado Diana) comenzaron a formar una fila de dos en dos y a caminar siguiendo el camino de baldosas tierra amarillas. Todos iban muy felices obsevando como iban dejando atras un montón de gigantes verdes, hasta que el hombre paró en seco frente a unas miniaturas verdes. –oh, co to jest?– decían todos, pero el niño joven de unos 27 años estaba perdido porque no hablaba el mismo idioma y no entendía nada, nada nada, pero pudo deducir que se trataba de pequeños arbolitos sembrado por otros niños en años anteriores.

la foto 3 (1)

La casa de Hansel y Gretel

Siguieron caminando por las tierras, cuando de pronto se encuentran con un edificio bonito y grande; ¿estarán ahí hansel y gretel? ¿es de chocolate?. Lo rodearon hasta dar con la puerta y pum katapum, se adentraron por los pasillos secretos (solo tenia un pasillo) hasta llegar un sitio donde habia muchos animales disecados, asustado por verlo salio corriendo y corriendo y corriendo y corriendo y corriendo que se tuvo que sentar pa descansar de tanto correr. Cuando todos los demas niños salieron sorprendido por lo que acababan de ver, se fueron a la zona de juego, donde las profesoras les tenia preparado una comida con zumos.

2014-05-30 11.01.36

Salchichas pinchas en un palo


Todos los niños y el niño joven, cogieron un palo de madera pinchada a una quiebasa, y rodeando el fuego comenzaron a hacer su comida, una vez dorada y tostada, el joven se sentó y comió mas feliz que una perdiz. Repitió y repitio, porque el niño de 186 cm de altura, necesitaba algo mas que una y dos para llenar todo su cuerpo, pero una vez contento por tener el estomago lleno, se volvió a levantar para bailar el disco polo con una invitada muy especial; la Abeja Maya. Siiiiiiiiii, todos los niños se pusieron contento para ver su mascota preferida, bailaron con ellas, cantaron, jugaron y hasta se fotografiaron para recordar tal momentazo, pero todo tiene su final, y el animal se tenia que ir porque Willie le esperaba en casa para grabar el programa de tv.

Cansados todos los niños y el niño joven. Recogieron y limpiaron la zona y se colocaron para ir al autobus que lo llevaba de vuelta a casa para dormir y descansar del largo día de aventuras en la selva, y así estar como nuevo para una proxima aventura.

 

PD: Se me va la pinza, lo sé. No tengo culpa. Pero al menos espero que os haya divertido jaja. 

Anuncios
Categorías: Anawoj, camino, Durante, Idioma, Michalowo, Sin categoría, Voluntariado | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Insanity Videos

Ponte en forma con Insanity Videos

Polonia a volontà(ria)

Riflessioni italiane in terra polacca

DOS ZLOTYS EN POLONIA

Descubriendo Bialystok y Michalowo

Kamikazed Staff

Party People

Esto es mi día a día

Ex-Voluntario (EVS) en Michalowo (Polonia) durante 6 meses.

Guerra contra los kilos

Lucha por una vida y un cuerpo mas sano

Red de Innovadores Sociales

¿Qué sería de la vida si no tuviéramos el valor de intentar algo nuevo?

Bloguionistas

La voz de los guionistas en castellano

Un mundo a tus pies

Blog de noticias de la Asociación Mundus: encuentra tu plaza para un Servicio Voluntario Europeo (SVE), intercambios, cursos. ¡Movilízate!

A POR LAS SUECAS

Sobre mi EVS en Kungsbacka y mi experiencia en Suecia

YOKO'S

the 'sitz' place play

Mars&McLeod

"La rosa crece por tu hija, ella va a estar bien" - Daryl

A %d blogueros les gusta esto: